Ante un accidente o golpe en los dientes,
acude lo antes posible a tu dentista

> Golpes en los dientes de leche

Los traumatismos más frecuentes en dentición temporal se producen en el sector anterior puesto que estos dientes ya han erupcionado cuando el niño empieza a andar. Cuando se produce un golpe en la boca, procura no alarmarte en exceso. Debes mantener la calma. Es normal que el niño pueda sangrar con facilidad puesto que la boca es una zona que está altamente vascularizada.

En estos casos, tienes que acudir al dentista lo antes posible para que le realicen un diagnóstico de las lesiones que se han producido. Nosotros te aconsejaremos sobre las medidas que debes tomar. Si se ha producido la pérdida de algún diente después del traumatismo, en ningún caso intentes recolocar el diente en el sitio puesto que puedes dañar el germen del diente definitivo que se encuentra debajo.

> Golpes en los dientes definitivos

Aunque los golpes en dentición definitiva suele ser más frecuentes en la edad infantil y juvenil, nadie está exento de poder sufrir un traumatismo accidental en cualquier momento. Por eso hay que tener bien claros los pasos que debes seguir:

  • Fracturas. El tratamiento puede variar dependiendo del estado del diente fracturado, desde una simple reconstrucción hasta realizar una endodoncia si el nervio se ha visto afectado y colocar después una corona.
  • Avulsiones. Una avulsión traumática es cuando el diente ha salido del hueso que lo sujeta a consecuencia de un impacto. En este caso, es importantísimo acudir cuanto antes a la consulta para que el diente pueda ser recolocado en la boca por el dentista. Procura recuperar el diente, cógelo por la corona y lávalo con abundante agua o suero fisiológico, pero no lo frotes para evitar eliminar los ligamentos de la raíz. Después procura conservar el diente sumergiéndolo en suero fisiológico, o en su defecto, en un poco de leche o agua. Lo más importante es que el diente permanezca deshidratado el menor tiempo posible hasta que llegues a la consulta.

Estos casos deben tratarse con carácter de urgencia, lo más importante es el tratamiento inmediato de las lesiones producidas.