Sensibilidad dental, dolor en los dientes
al comer o beber alimentos fríos o calientes.

La sensibilidad dental es la sensación de molestia o dolor que se produce en los dientes cuando comemos o bebemos algún alimento frío, caliente o ácido; o incluso cuando ejercemos una ligera presión sobre ellos cuando nos cepillamos.

Las coronas de los dientes están cubiertas por una primera capa denominada esmalte. Debajo del esmalte, está la dentina, un tejido que contiene gran cantidad de conductos microscópicos que comunican directamente con el nervio del diente. Las raíces dentales no están cubiertas por esmalte.

> ¿Qué causa la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental se produce porque la dentina queda expuesta fundamentalmente por dos causas:

  • El desgaste del esmalte de la superficie de la corona dental.
  • La retracción de las encías que rodean al diente dejando expuestas parte de las raíces dentales.

> ¿Qué puedo hacer si tengo los dientes sensibles?

Acude a la consulta para saber cuál es el origen y tratar de solucionar este problema.

En ocasiones, el odontólogo puede aplicar un barniz especial en las zonas sensibles o colocar una restauración para cubrir las zonas que han perdido esmalte, que mejorarán significativamente la sensibilidad dental.

Además, procura utilizar un cepillo de dientes con cerdas más suaves y recurrir a dentífricos y enjuague con nitrato potásico específicos para dientes sensibles.