El hábito de la limpieza es la solución.
Cepilla bien los dientes después de comer dulces

> Ojo con el azúcar

Las chucherías pueden ser las causantes de hacer mucho daño en los dientes en la edad infantil. El azúcar que contienen, en sí no es el problema, sino más bien la consistencia blanda y pegajosa que hacen que puedan permanecer pegados y estar mucho tiempo en contacto con la superficie dental.

Pero además de las golosinas y los caramelos, debemos tener especial cuidado con un montón de alimentos que contiene gran cantidad de azúcares, en ocasiones ocultos: bollería industrial, chocolates, refrescos,etc.

Las caries son causadas por la presencia de ácidos producidos por las bacterias de la boca que se producen después de comer, cuando éstas metabolizan los azúcares que provienen de los alimentos. Es por eso, que resulta tan importante adquirir unos buenos hábitos de higiene buco-dental desde bien pequeñitos, ya que con esto, podríamos prevenir la gran mayoría de problemas dentales que sufrimos posteriormente. Tenemos que tratar de inculcar estos hábitos saludables desde la infancia para que luego se conviertan en simple rutia diaria.